6 métodos de higiene personal para nuestros hijos

Hoy os quiero hablar de mi faceta más maternal y de 6 métodos de higiene personal para nuestros hijos que hará que esa rutina sea más llevadera.
Cierto es que los hábitos y disciplinas hay que trabajarlos desde muy pequeños. Cuanto antes se acostumbren, menos les costará luego. Y esto lo podemos aplicar en todos los ámbitos.

Mi hija ya tiene 8 años y aunque desde muy pequeña le hemos enseñado y acostumbrado a tener unas obligaciones a la hora de asearse, ha pasado por todas esas etapas en las que casi todos los niños tienen: hoy no quiero ducharme, el pelo no !!! o, el ya me he lavado los dientes y no es cierto.

Así que desde hace años hemos intentando inculcarle los hábitos de higiene como si de un juego se tratase. No nos ha fallado nunca ponerle detrás de la puerta del baño un horario con dibujos incluidos de que hacer y a que horas asearse.

*imagen de morguefile

Pero también podéis recurrir a estos 6 métodos

1 – Explícale el porque de la higiene : como en todo, con nuestros hijos hay que tener mucha comunicación y hablarles de porque es tan importante mantener una buena higiene. Es importante explicarle de los beneficios de mantener la higiene y las consecuencias de no tener unos buenos hábitos.
2 – Repetirlos de forma regular : es decir, hay limpieza como la de la boca que hay que hacerla dos – tres veces al día. O las manos constantemente.
3 – Supervísalo al principio : además de enseñarle desde pequeño, es importante lo acompañes mientras aprende. Sobretodo al principio, así les corregimos, con el tiempo se harán autónomos y aunque tendrás que seguir detrás de ellos … todo será más sencillo.
4 – Orden en el entorno : para poner a los niños los hábitos de higiene más fáciles, es mejor que tenga todos los utensilios necesarios ordenados y a mano, como el cepillo de dientes y la pasta, el cepillo del pelo o en la ducha, los jabones que utilice … o el papel del wáter.
5 – Haz que la experiencia sea positiva : o lo que es lo mismo, intenta que desde pequeño además de que sea una obligación, sea también un juego. Déjales jugar un rato en la bañera, o cómprale un cepillo de dientes con la sintonía de los dibujos que les gusta como yo le he comprado a mi hija. En ningún caso debemos utilizar la hora del aseo como un castigo.
6 – Seamos flexibles : si les cuesta coger el hábito, seamos creativos. Intentemos ser flexibles y comprensivos.

*imagen de morguefile

Cuantas veces se han limpiado los mocos con la manga de la mano ? cuantas veces les hemos dicho : noooooo !!!, limpiarse los dientes, cepillarse el pelo, o algo tan simple como lavarse las manos ( foco de infección ) es algo que con una rutina, disciplina y mucha paciencia, se consigue.

Debemos ayudarlos a que estos hábitos se hagan de forma natural. Yo con Adriana ya lo he conseguido, y aunque Aitor es muy pequeño … cuando le cambio intento explicarle lo que estoy haciendo.

Que tal con vuestros hijos ? Contadme vuestras experiencias y métodos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation